Piezas de segunda para todoterrenos

Muchas personas deciden comprar piezas de segunda mano, debido a los precios tan altos que pueden tener en las tiendas comerciales convencionales. Es una buena alternativa en diferentes formas, se ahorra dinero, el desguace gana por la venta y se continúa preservando al medio ambiente de contaminantes que pueden perjudicarlo. Aunque estos recambios provienen de un coche sacado de circulación, ciertas partes aún pueden ser útiles.

En el caso particular de los 4×4, considerar este tipo de empresas para la reparación y reposición de sus mecanismos, es una buena opción, puesto que estos vehículos están constantemente expuestos a actividades rudas que suelen ocasionar desperfectos. Es caro mantener un todoterreno (TT), por lo que estos sitios constituyen un salvavidas para el bolsillo.

Reparaciones y mantenimiento

Quien tiene un TT sabe de sobra cuánto se puede disfrutar con uno de ellos, de la misma manera debe ser consciente de que mantenerlo en buen estado es importante, no solo porque será más duradero, sino principalmente para propiciar la seguridad de sus ocupantes. Una avería que no sea atendida a tiempo podría ser muy perjudicial para todos; es un riesgo más que se suma a la posibilidad de un accidente.

Los desguaces o CAT (Centro Autorizado de Tratamiento) reciben gran cantidad de vehículos que aún tienen piezas rescatables, las cuales son desmontadas, descontaminadas, testeadas, y las que aprueban la evaluación son etiquetadas y puestas a la venta. En estos lugares se consiguen diferentes tipos de repuestos usados, originales y marcas blancas, a los que todavía les queda vida útil por delante.

En España abundan estos establecimientos, incluso los hay especializados en un sector específico como los de 4×4, motos, camiones, entre otros tipos de vehículos. En el caso de los TT dichas empresas significan una gran ayuda al hacer más ligero el peso que genera al bolsillo el mantenerlo a tono.

Si se encuentra en una provincia que no conoce y surge una avería, una de las mejores alternativas para que el presupuesto rinda para el viaje es buscar recambios de coche de segunda mano. Además puede localizar CAT vía Internet, haciéndolo todavía más práctico en lugar de dar vueltas por una zona que desconoce.

Algunas webs ofrecen un formulario para que incluya sus datos y describa las piezas requeridas. Si es un directorio de desguaces, seguramente contempla un mecanismo para filtrar los resultados por provincia o marca del vehículo. La prioridad de todo conductor no debe ser simplemente llegar a destino, sino hacerlo de forma segura.