La regeneración UFG más ozono y SARC para los cartílagos

La regeneración es un proceso de recuperación de funciones en órganos y partes del cuerpo, el uso de la regeneración UFG es el procedimiento más recomendado para la regeneración de los cartílagos y el mismo es incapaz de provocar rechazo al ser realizado con sustancias extraídas del propio paciente.

A través de Biosalud en el Plural es posible entender los múltiples usos que tiene este tipo de tratamientos, y los cuales te detallaremos a continuación.

¿De qué trata el tratamiento de regeneración articular con Ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) + ozono + Suero Autólogo rico en citoquinas en la artrosis (SARC)?

El UFG (o ultraconcentrado de factores de crecimiento) es obtenido a través de la sangre o plasma que se le extrae al mismo paciente, esta se procesa en el laboratorio y lleva un largo proceso el obtener este concentrado de plaquetas.

El concentrado contiene una enorme cantidad de proteínas bioactivas y una alta concentración de factores de crecimiento, ambas son de enorme importancia para el inicio de reparación y regeneración de las articulaciones, junto a la activación de las células madres de forma intensa.

Ahora bien, el tratamiento consiste en una inyección del UFG, ozono y SARC en la articulación que se encuentra dañada, esta estimulara el proceso de regeneración del cartílago y de ser necesario también en el sistema osteomuscular.

¿Cuál es el tratamiento con Ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) + ozono + Suero Autólogo rico en citoquinas en la artrosis (SARC)?

Las sesiones necesarias para acelerar la recuperación de la articulación son de 1 a 4; dos para la regeneración con OFG, ozono y SARC (suero autólogo rico en citoquinas) con una distancia de dos meses, seguido de otras dos sesiones de regeneración con PRP, ozono o UFG y ozono con 3 semanas de diferencia.

Este tratamiento es acompañado con otro más realizado en el hogar y que garantice el éxito terapéutico y recuperación de las articulaciones, esta busca generar el incremento de la respuesta regenerativa en el paciente.

Es necesario tener en cuenta que la edad, el estilo de vida y el estado de deterioro son factores que influyen en el tratamiento, por ello se recomienda acudir a consulta lo más pronto posible para iniciar un tratamiento que adecuado.

Además, se recomiendan sesiones cada 6 meses para poder asegurar la regeneración cartílago en su totalidad, pudiendo hacer desde casa el tratamiento por todo el año y obtener los mejores resultados.

Las condiciones normales del cuerpo aseguran que el organismo haga el proceso de dar las debidas instrucciones para la movilización de las células madres, lo que provocará una reacción biológica que regenere los tejidos si el paciente contara con todo ese proceso.

En la regeneración UFG este proceso es realizado con la separación entre la sangre y las plaquetas para ser ultraconcentradas y luego aplicada a través de una inyección, infiltrándola de manera que el tejido tenga una regeneración más veloz que dejando al cuerpo hacerlo.