Dominación

Algunos términos tienden a ser bastante claves, pues con el simple hecho de su pronunciación automáticamente nuestro cerebro las vincula de manera precisa con imágenes y relaciones que se manejan por medio de referentes extraídos de muchos lugares.

En esta oportunidad, se podrá destacar el termino de dominación. Pues esta se entiende como la capacidad de persuasión, amenaza, presión o fuerza que se le atribuye a un individuo o grupo de los mismos para mantenerlos bajo perfil.

Es decir, una de las cosas más que caracteriza la terminología de dominación es que, por medio del miedo e intimidación, se trata de mantener bajo obligación a una cantidad precisa de individuos que cumplan la voluntad de quien la ejerce sin que estos se opongan.

Este es un término que puede definirse en diferentes contextos. A continuación, podrá observar algunas formas en las que puede aparecer establecida la definición o significado de la palabra dominación.

Según el contexto:

Muchos son los contextos en los que puede aparecer la palabra dominación. Y como es propio del español, la cantidad de sinónimos y referentes que pueden estar expuestos en esta palabra dependerá de como puede ser utilizados por el hablante. Por ejemplo:

– Dominación laboral: propio de los tiempos de esclavitud, pues dominación, era la manera más efectiva donde los esclavos eran sometidos contra su voluntad para realizar hazañas y trabajos sin la idea de rebelarse contra el jefe.

– Dominación sexual: ocurre en los casos referidos al BDSM, donde trata más que todo la dominación de una persona convirtiéndola en sumisa para que el acto sexual, puede llevarse de forma efectiva y le de ese toque de perversión e intensidad que tanto se busca.

– Dominación intelectual: es cuando un individuo es capaz de controlar un tema para llevarlo a puntos más elevados. Es decir, saber todo lo referido a algo que le permite mantener el control de la situación y desempeñar bien su labor.

Es simple, la palabra dominación puede ser vista desde diversos puntos de vista. Algo tan extenso como esta palabra permite categorizar diversas funciones que suelen ser establecidas en la cotidianidad o, en su efecto, en acciones elocuentes y poco comunes.