Como se cambia un neumatico pinchado

Cuando tienes un coche, es fundamental que sepas cambiar un neumático pinchado porque un clavo te puede jugar una mala pasada en cualquier momento. Si buscas la mejor oferta neumaticos te invito a visitar Motor Town, porque es un taller mecánico que te dará siempre los mejores precios.

Pero, es probable que no sepas cómo se cambia un neumático pinchado, por lo cual debes asegurarte de seguir algunas recomendaciones. Estas las he reunido en este post que te invito a leer para que evites accidentes durante el proceso.

Pasos para cambiar un neumático pinchado

Cambiar un neumático pinchado es un proceso fácil siempre que sigas algunas recomendaciones que resultarán clave, dentro de las que están:

Asegura el coche

Siempre será mejor si sacas el coche de las vías y lo aparcas en un lugar que sea completamente plano. Asegúrate de colocar elementos de seguridad como el triángulo y las luces de emergencia para que los demás coches estén alertados de tu presencia.

En caso de que sea de noche, siempre debes utilizar el chaleco reflectivo porque sólo así los demás conductores podrán verte más fácil. Una vez hecho esto, debes ir por las herramientas para comenzar con el proceso y cambiar tu neumático rápidamente.

Baja la rueda pinchada

Antes de que vayas a subir el coche en el gato, lo ideal será aflojar levemente las tuercas para facilitar el proceso. Cuando aflojes un poco las tuercas eleva el coche con el gato hasta que el neumático no toque el suelo.

Retira las tuercas del neumático, y procede a bajarlo para colocarlo debajo del coche junto al gato. Esta es una medida preventiva en caso de que el gato llegue a fallar, porque así evitarás accidentes, y una vez que lo tengas hecho será el momento de ir por el neumático de repuesto.

Instala el repuesto

Para instalar la rueda de repuesto será tan fácil como colocarla en su lugar y apretar las tuercas para fijarla. Pero, debes asegurarte de que se puede tener por sí sola y que las tuercas queden lo más firmes posible.

Quita la rueda que está debajo del coche, y procede a bajar el coche del gato hasta que llegue al suelo. Asegúrate de apretar nuevamente las tuercas cuando el coche esté en el suelo para evitar accidentes, y es el momento de recoger todos los elementos que utilizaste para hacer el cambio y continuar tu camino con tu repuesto instalado.