Ansiedad: sus tipos y cómo tratarla

La ansiedad, también conocida como trastorno de la ansiedad, es una afección mental ocasionada por la incapacidad de una persona de controlar sentimientos como el miedo, nerviosismo o el pánico, llevando estos a un nivel problemático, que no le permite vivir con normalidad su día a día.

Generalmente, el trastorno suele estar acompañado de síntomas físicos, además de los psicológicos, creando un estado de incomodidad e intranquilidad para la persona afectada. Para saber cómo controlar la ansiedad, es importante conocer cómo y cuándo estos síntomas, sirven para diagnosticar un tipo de ansiedad.

Tipos de ansiedad

Debido a las variedades que posee este trastorno, a nivel de las causas que originan la enfermedad, la misma está dividida en varios tipos, que son los siguientes:

  • Trastorno de pánico: La persona afecta sufre de ataques de pánico o miedo repentinos, sin la necesidad de estar bajo riesgo alguno. Esta sensación suele estar acompañada de mareos, náuseas, dificultades respiratorias, entre otras. Generalmente, el estrés guarda una relación directa con este tipo de ansiedad.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: Este tipo de ansiedad, se ve en personas que recurren a ciertos hábitos o protocolos minuciosos, ante la sensación de angustia y sentimientos repetitivos que tienen en la mente, evitando así que estas puedan continuar con su cotidianidad, sin antes canalizar ese exceso de preocupación en una rutina. Algunos de estos hábitos, pueden ser lavarse las manos repetidamente, al tener miedo a los gérmenes, o limpiar de forma repetida un lugar.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT): Aparece en las personas luego de vivir una experiencia impactante, como un accidente o violencia física, aunque también con situaciones como una guerra o un desastre natural. Este trastorno evita que las personas olviden sentimientos y emociones vividas durante esa circunstancia, llevándolo a padecer desde ataques de ira, pesadillas y problemas para dormir, hasta revivir el sentimiento de ese evento traumático.
  • Fobias: Es la sensación de pánico fuerte e irracional a situaciones o cosas que no representan peligro alguno. Existen numerosos tipos de fobias, que varían de su gravedad, así como de contexto. Son circunstancias que llevan a la persona al deseo de huir, falta de aire y miedo excesivo.

Cómo tratar la ansiedad

Al conocer cómo controlar la ansiedad, las personas afectadas lograrán establecer pequeños objetivos personales, que le permitirán avanzar en la superación o mejoramiento de este trastorno.

Para tratar la ansiedad, siempre es bueno, en primer lugar, reconocer cuál de estos trastornos está afectando a la persona, reconociendo sus síntomas, y buscando recomendación médica si siente que esta se encuentra en un grado en el que ya no puede intentar controlar por sí mismo la enfermedad.