Los coches electricos

El mantenimiento es algo que no debe faltarle a ningún vehículo, de ello depende su buen funcionamiento y que tenga una larga vida útil, no importa si se trata de un coche tradicional, híbrido o eléctrico. Todos deberán pasar por un taller para revisiones; no obstante, aquí se presenta la diferencia, no será lo mismo que lleve un automóvil de gasolina o diésel que uno eléctrico.

Este último es por mucho más sencillo que otro convencional, un motor de combustión tiene aproximadamente 1.000 piezas a su alrededor que el eléctrico no alcanza a tener; y cada una de ellas, además del motor, requieren de cuidados.

Mantenimiento de un vehículo eléctrico

Varios de los componentes de otros coches son comunes de hallar en los eléctricos como las luces, frenos y líquidos; sin embargo, el resto no guarda mucha relación, como por ejemplo la batería. Esta última no amerita un mantenimiento regular como tal, pero si de revisar cada tanto el estado de las celdas que la cargan, dado que se van degradando conforme pasa el tiempo y hasta ahora no se ha encontrado una solución para detenerlo.

Por el momento la opción para solventar un poco el problema de la batería es comprarla o alquilarla a los fabricantes. La primera es una idea cara, ya que los precios de una batería nueva oscilan entre los 7.000 y 12.000 euros, dependerá del modelo y del tipo de batería. El resto de la manutención es sencilla, en el caso del filtro de aire lo mejor es reemplazarlo cada 12.000 kilómetros y el refrigerante que llevan las baterías cambiarlo la primera vez a los 16.000 kilómetros y, posteriormente, cada 12.000.

Las patillas de freno gracias a los frenos regenerativos duran más, pero en algún momento deberá cambiarlos puesto que aunque se renueven no son infinitos. Aun con todo lo antes mencionado, el mantenimiento de un coche eléctrico demanda menos que los demás, no tiene que preocuparse por correas, embragues, etc., es una buena cantidad de dinero que quedará a salvo en su bolsillo.

La vida útil de estos vehículos suele ser más larga que los convencionales, por supuesto si se le dan los cuidados necesarios. Si desea reemplazar su coche no lo desaproveche, puede venderlo y reponer parte de lo que invirtió en él, o incluso reunir la inicial para uno nuevo. Entre en http://www.cochesparadesguace.com/, completando la solicitud le harán una tasación gratuita para que reciba un monto justo por su automóvil sin importar si es viejo, está siniestrado o se inundó.